viernes, 16 de octubre de 2015

¿Que significa la nariz seca de mi perro?

La nariz de los perros, o también comúnmente llamada trufa, suele mantenerse húmeda, ya sea por la misma nariz o por los lametones del perro, sin embargo, al estar muy expuesta al aire libre, puede tender a resecarse. Esta sequedad no debería preocuparte si se da ocasionalmente si, por ejemplo, ha estado mucho tiempo al sol, a una corriente de aire seco, a alguna fuente de calor como un radiador, etc. ¿Cuándo debes empezar a preocuparte?

nariz seca en el perro


@tunameltsmyheart

Si tu perro suele tener episodios de sequedad en su nariz no debes alertarte. Con mantener una serie de cuidados mínimos como ponerle vaselina para mantener la trufa hidratada, bastaría, sin embargo, hay una serie de circunstancias que deben ponerte en alerta, y es que si la nariz reseca pasa a estar agrietada durante mucho tiempo y no se cura ni con vaselina, puedes deberse entonces a otras razones mas importantes, y en las que tendría que participar el veterinario:

Quemaduras solares. Como he comentado, la mayoría de veces en las que la nariz del perro se reseca es debido a una exposición prolongada al sol. Ya sabemos lo que disfrutan los perros con los baños de sol, buscando esa rendija de luz solar en la cual recostarse, sin embargo, puede quemarse, y por eso es tan importante que evites, en la medida que puedas, que tu perro se tumbe a descansar al sol, sobretodo si tiene la nariz pálida o rosada, que son las trufas más sensibles a los rayos UVA. Si esto ocurriera y la vaselina no fuera suficiente para hidratar esas quemaduras, se debería recurrir al veterinario para que pudiera recetar un bálsamo concreto.

Sistema inmune debilitado. Si tu perro ha tenido una bajada de defensas es normal que se refleje en su cuerpo, y la nariz, es un buen indicador de ello. Para cambiar este estado y subir sus defensas, nada mejor que cambiar de dieta, apostando por comida de calidad, a poder ser natural, y si hiciera falta, acompañarla de algún suplemento vitamínico. Por supuesto, esta decisión debe venir supervisado por el veterinario.

Enfermedad dermatológica. De entre todas las enfermedades de la piel, varias son las que pueden afectar a la nariz de tu perro provocando sequedad, grietas e incluso llagas. En este sentido, es importante que el veterinario diagnostique cuanto antes la patología par poder tratar el perro, antes de que sea demasiado tarde.


Deshidratación debida a una enfermedad grave. El moquillo, el parvovirus y otras enfermedades graves llevan al animal a una deshidratación importante quedando afectada la nariz. Si observas que la nariz está agrietada, pero observas otros síntomas como diarrea, vómitos, etc., acude urgentemente al veterinario.

En este sentido, la nariz de tu perro funciona como un indicador excelente de su salud, por lo que es importante siempre observarla hidratada, a excepción de episodios concretos como los que he comentado, para atender a otros indicadores que pudieran ayudarte a descartar enfermedades o dolencias.

Una nariz o trufa sana debe estar por lo general bien hidratada, con episodios de mayor sequedad en momentos puntuales del día o época, y jamás deben observarse secreciones amarillentas o densas. Y ya sabes: cualquier duda sobre la salud de la nariz de tu perro, consúltala con tu veterinario.


Fuente: http://c.facilisimo.com/dsk/1770286.html?fba

No hay comentarios:

Ayuda a los animales abandonados

Ayuda a los animales abandonados
Con tu ayuda miles de animales podrán ser ayudados